MARÍA GABRIELA MIRABAL, HERMANA DE GUSTAVO ADOLFO MIRABAL CASTRO

30 Artículos de la Serie: Gustavo Mirabal en Venezuela

Venezuela es un país de América latina con un gran potencial que ha visto nacer a grandes personajes de la historia.

Este país es la cuna del Libertador Simón Bolívar, un hombre extraordinario cuyo legado sigue vigente en la actualidad.

Además, los maravillosos paisajes que engalanan esta nación dejan sin palabras a los visitantes.

Su gran diversidad de ecosistemas hace de este país un lugar único en el mundo.

La Serie: Gustavo Mirabal en Venezuela es una verdadera joya literaria donde se narran las costumbres, gastronomía y vivencia de este hombre en cada uno de estos lugares.

El animal que ha sido honrado en esta serie es el caballo que sin duda alguna se lo merece por su gran aporte en el día a día de los venezolanos. https://www.youtube.com/embed/Ll_eFsjYVpQ?version=3&rel=1&fs=1&autohide=2&showsearch=0&showinfo=1&iv_load_policy=1&wmode=transparent

20 artículos de La Serie: Gustavo Mirabal en Venezuela

En esta serie podemos notar la belleza de las tierras venezolanas, de sus costumbres, de su gente. Estos son los recuerdos que quedaron grabados en la mente y el corazón de Gustavo Mirabal y su familia.

  1. ¿Cómo comenzó todo esto de viajar por Venezuela y llevar registro?
  2. Tallas y caballos de madera, Mario Calderón hacedor de sueños
  3. Caballitos que galopan en la fiesta de San Juan
  4. San Lázaro del estado Trujillo en Venezuela entre caballos y un museo misterioso
  5. Caballo Viejo – Venezuela
  6. Maracay una ciudad de hipódromos. – Venezuela
  7. Por esos montes de Jají con los caballos, de parranda
  8. San mateo del estado Aragua: un encuentro con el niño simón, galopando por estas tierras
  9. Una mujer a caballo en la laguna negra
  10. Quirpa, un hombre de a caballo – Venezuela
  11. Aragua es un arco iris de geografía y de fauna equina
  12. Caminito hacia Ocumare de la costa y los caballos siempre allí
  13. El caballito en el poco a poco del tamunangue
  14. Tras la rueca de mulas del pueblo de Cuyagua vieron al diablo el día de corpus
  15. Mi caballito
  16. Desde la boca hasta Choroní en lancha y luego a caballo
  17. A caballo desde la colonia Tovar hasta puerto maya
  18. La caballería en la batalla de la victoria
  19. Caballos en Maracay, no vi!
  20. Caminito de la paz
Tallas y caballos de madera, Mario Calderón hacedor de sueños
Tallas y caballos de madera, Mario Calderón hacedor de sueños

10   Artículos más de la serie: Gustavo Mirabal en Venezuela

Esta serie está compuesta por una gran cantidad de artículos alusivos a Venezuela, los caballos y a Gustavo Mirabal.

Por ello mencionamos diez artículos más que podrás encontrar en las siguientes páginas web:

https://gustavomirabalcastro.online/ y https://www.gustavomirabal.es/ .

Cada una de las regiones tiene una riqueza en cuanto a su cultura, gastronomía y paisajes, esto sin duda alguna hace que Venezuela sea un país singular y único en el mundo.

Este es un motivo de orgullo para Gustavo Adolfo Mirabal Castro y su familia.

  1. De paseo por el municipio Urdaneta del estado Trujillo
  2. El estado Mérida entre páramos y pueblitos vistosos
  3. El encuentro con Luz Caraballo
  4. La diversidad cultural de Venezuela
  5. Mérida un paraíso de montaña dentro de Venezuela
  6. Desde la boca hasta Choroní, de nuevo !
  7. Chuao, un pueblo con sabor a chocolate
  8. El paso del tranvía por la plaza Baralt de Maracaibo
  9. El caimán de sanare portavoz de este pueblo encantado
  10. Barrio el limón y rancho grande
Mérida un paraíso de montaña dentro de Venezuela
Mérida un paraíso de montaña dentro de Venezuela

¿Cómo comenzó todo esto de viajar por Venezuela y llevar registro?

Cuánta ilusión se alberga en los corazones de Gustavo, y de sus hermanos de conocer las maravillas de su amado país Venezuela. Junto a su amada abuela Isabel Teresa emprendieron un viaje comenzando por el estado Aragua.

Aragua es un estado del centro del país y cuenta con espacios naturales y culturales. Este lugar Aragua se caracteriza por la amabilidad de su gente. Tiene una superficie de 7014 kilómetros cuadrados.

Gustavo Mirabal y su familia disfrutaban de las bellezas de playas como Cepe, Chuao, Cata, Cuyagua, Choroní entre otras.

Sin duda alguna estas tierras son un atractivo para todos los estados aledaños.

Es el momento de soñar, de imaginar que somos acompañantes de este trío tan especial y que viajaremos con ellos por diferentes lugares del estado Aragua. Se detendrán inicialmente en Maracay, su  amplia y vistosa capital. Después visitarán otras ciudades y pueblos.

Además, la fascinación de Gustavo Mirabal por  el Parque Henry Pittier. Puesto que este lugar marcó significativamente la historia de Venezuela, como La Victoria y el Ingenio Bolívar en San Mateo.

También visitaron  la Colonia Tovar, digamos que es un lugar emblemático en lo que se refiere a las zonas turísticas del estado Aragua.

Entre las festividades culturales celebradas en la región se encuentran: la fiesta de San Juan,  los Diablos Danzantes, los Velorios de Cruz. En su dulce gastronomía se puede deleitar el paladar con  los tradicionales dulces de coco, del majarete, del cacao. Así que si te animas a comenzar por este lugar vas a disfrutar de bellos paisajes, rica gastronomía y la hospitalidad de su gente.

Hermosa playa de Choroní - Estado Aragua
Hermosa playa de Choroní – Estado Aragua

Caballitos que galopan en la fiesta de San Juan

El 24 de junio en Venezuela se conmemora la Batalla de Carabobo. Es un día de mucha variabilidad. En el estado Carabobo, se recuerda esta gesta heroica y se rinde homenaje a los héroes de esta batalla. Por el contrario, en otras regiones se celebra la fiesta de San Juan, en medio de golpes de tambor. Esta celebración se lleva a cabo en los estados Miranda, Aragua y Vargas. Además, en el estado Bolívar, se pueblan las calles con los caballitos de San Juan.

Los caballitos de San Juan tienen su origen  en una fusión concentrada entre las tradiciones españolas y los aportes de los habitantes de esta región de Bolívar. En el amplio marco de la cultura hispánica y en muchos países del nuevo continente se conocen diferentes bailes. El elemento en común es que los protagonistas  son figuras equinas.

Los caballitos de San Juan son juguetes con  trajes coloridos y cabalgan sobre palos  de madera. Estos famosos caballos son la inspiración de los niños.

Los adornos con telas de diferentes texturas, cascabeles y otros accesorios.

En Venezuela esta tradición está relacionada principalmente  con la época en la que gobernaba Juan Vicente Gómez. A este hombre le gustaban mucho los caballos. A partir de allí la gente comenzó a hacer estos caballitos con palos de escoba y telas coloreadas para festejar.

Paulatinamente esta expresión se fue haciendo popular en los guayaneses y desde entonces los caballitos de San Juan forman parte de su diversión, fundamentalmente en los niños

Esta es una de las actividades que Gustavo Mirabal amaba cuando era niño.

Caballitos de la fiesta de San Juan - Gustavo Mirabal
Caballitos de la fiesta de San Juan – Gustavo Mirabal

Tallas y caballos de madera, Mario Calderón hacedor de sueños – Gustavo Mirabal

El caballo ha sido protagonista en la vida de los hombres desde tiempos antiguos. Así el humano para homenajear a este hermoso animal lo ha llevado al mundo artístico. Es por ello que han surgido mitos y leyendas donde aparecen caballos  aguerridos,  caballos alados, caballos  briosos.

En las artes literarias se le han dedicado poemas, canciones, novelas y un sin fin de obras en honor a los caballos.

Una de las más famosas es Don      Quijote de la Mancha, esta es una de las que leía Gustavo Mirabal en su infancia.

También en las artes cinematográficas los caballos han sido protagonistas de famosas películas y series. En tal sentido podemos ver caballos famosos, asociados  a personajes,  que han marcado hitos  en la infancia y en la juventud de varias  generaciones, desde los años  50 hasta nuestros días.

Uno de los caballos más famosos es Tornado, el caballo del Zorro, cómplice de todas las aventuras de este icónico personaje.

En la actualidad esta  Perdigón, el caballito de Toy Story, asustadizo pero muy generoso con todos los personajes de esta ficción, sin duda alguna esta saga de películas lleno de mucha alegría a millones de niños.

Así, podríamos seguir indicando muchos ejemplos para hablar de la figura de equinos en la literatura y el cine y televisión.

En las artes plásticas, se puede ver que en muchas  culturas  encontraremos la figura del caballo como parte  del imaginario colectivo. Esta presencia se ve a través del arte ecuestre. Por ello famosos pintores y escultores han dejado un legado a través de sus obras de arte.

El artista Mario Calderón deja fluir su creatividad para dar forma a la madera y dejar bellas obras que llaman la atención por sus vivos colores.

Tallas y caballos de madera, Mario Calderón hacedor de sueños

San Lázaro del estado Trujillo en Venezuela entre caballos y un museo misterioso

Los Andes tienen su magia y este comprende desde la Patagonia Argentina hasta el estado Trujillo que es donde finaliza esta región en Venezuela.

Así que la aventura de un viaje y llegar a conocer un paraíso que parece sacado de una pintura es un privilegio para Gustavo Adolfo Mirabal Castro y su familia.

Este hermoso lugar se encuentra en medio de mesetas y árboles variados.

En esta fase del viaje Gustavo Mirabal de niño disfruta las maravillas de los Andes venezolanos.

Una de las cosas que capto su total atención es que pudo ver muchos caballos por todo el pueblo.

Allí pudo apreciar diversidad de caballos y su utilización en las labores agrícolas.

Además tuvo la oportunidad de conocer al señor Antonio Aguilar, el cronista de San Lázaro.

Este personaje del pueblo se encargó de transmitir información valiosa de la historia del pueblo de San Lázaro.

Gustavo Mirabal y sus hermanos disfrutaron de las historias contadas por los habitantes de esta población mágica.

Una de las cosas que le llamo la atención a esta familia fue la hospitalidad, sencillez y lo laborioso de su gente.

En su experiencia en el misterioso museo los niños no se separaban de la profesora Mercedes, pues esa casa les daba miedo. Ya estaba anocheciendo y la casa estaba casi en penumbras, sólo estaba alumbrada con unas luces diminutas de colores. Y con la tenue iluminación se podían ver algunas piezas artísticas.

En la entrada había un caballo que parecía seguirnos con su mirada a todos los rincones de la casa.

San Lázaro Estado Trujillo
San Lázaro Estado Trujillo

Caballo viejo – Venezuela

La canción de Caballo Viejo del cantautor venezolano Simón Díaz, ha conquistado todos los rincones del planeta. Incluso ha sido interpretada en distintos idiomas. También ha sido inspiración para ser ejecutada por las más prestigiosas orquestas a nivel mundial.

Simón Díaz es uno de esos brillantes venezolanos que dejo una huella imborrable en la cultura de Venezuela. Este hombre formó parte de este grupo de privilegiados que compartió su vida para regalarnos su arte.

Su legado de la música es un baluarte cultural sin precedentes y es un orgullo para los venezolanos.

Una de sus canciones más famosas es una gran metáfora que es Caballo Viejo para hablarnos de un amor otoñal, ya el título de la canción nos introduce directamente  en el tema y en la historia.

Simón nos muestra en esta canción de las premuras  de un caballo enamorado y nos habla del rejuvenecer de la naturaleza, tal como sucede  con las personas que se asoman  a las delicias de una ilusión, cuando alguien les motiva.

Así lo apreciamos en la letra de Caballo Viejo:

Cuando el amor llega así de esta manera
Uno no se da ni cuenta
El cauca reverdece y el guamachito florece
Y la soga se revienta

Caballo le dan sabana porque está viejo y cansao’
Pero no se dan de cuenta que un corazón amarrao’
Cuando le sueltan la rienda
Es caballo desbocao’

Y si una potra alazana caballo viejo se encuentra
El pecho se le desgrana y no le hace caso a faceta
Y no lo obedece a freno ni lo para un pasarienda

Cuando el amor llega así de esta manera
Uno no tiene la culpa
Quererse no tiene horarios
Ni fecha en el calendario
Cuando las ganas se juntan

Maracay una ciudad de hipódromos. – Venezuela

Una singularidad de la ciudad jardín de Venezuela es que a lo largo de su historia contemporánea se construyeron tres hipódromos y en diferentes momentos.

La asistencia  a las carreras de caballos, en estos espacios  siempre estuvo rodeada La historia de la ciudad  de Maracay estaría incompleta  si no se menciona la historia de sus hipódromos.

Los expertos y los cronistas de la ciudad de Maracay siempre los mencionan por la importancia que éstos tuvieron en el desarrollo social de esta ciudad, como espacio de recreación y de interacción en la capital del  estado Aragua.

La historia de los hipódromos de Maracay está estrechamente vinculada con Juan Vicente Gómez.

Este hombre gobernó a Venezuela desde 1908 a 1935.

En 1912, manda  a construir  el primer hipódromo para  su beneficio y disfrute personal y el de sus más  allegados. El hipódromo quedaba en la Avenida Las Delicias.

Este lugar contaba con una pista tenía forma rectangular y alojaba una tribuna pequeña en la que cabía el distinguido, sus familiares y unos amigos muy selectos.

En 1921  se creó el segundo hipódromo en los espacios  cercanos  a la Maestranza y allí se encuentra actualmente  el Museo de Arte Contemporáneo de Maracay. El tercer hipódromo es construido en 1940  por  José Eduardo Mendoza, conocido como “Miralejos”. Este hipódromo estaba ubicado en los terrenos de lo que hoy en día es la Urbanización El centro. Cuentan que la pista tenía  algo más  de 1200 metros.

Sin duda alguna, Maracay conocida como la ciudad jardín de Venezuela tiene una rica historia ecuestre que vale la pena rescatar.

Gustavo Mirabal en Venezuela se dedicó a indagar acerca de esto.

Hipódromo Maracay
Hipódromo Maracay

Por esos montes de Jají con los caballos, de parranda-Gustavo Mirabal de viaje

Jají es uno de los pueblos más hermosos del Estado Mérida con su arquitectura colonial le da un toque singular a este lugar.

La cultura se hace presente a través de mitos y leyendas que se transmiten de generación en generación. El género narrativo de la literatura se hace presente a través de leyendas. Allí los caballos son los protagonistas de los espantos y aparecidos. En tal sentido, siempre hay una verdad galopando tras las leyendas de camino.

Los abuelos siempre dando sus sabios consejos a los más jóvenes los alertan sobre los peligros  que se corren en los campos y en las sabanas solitarias. Además, en las  carreteras.

En esos pueblos donde aparentemente todo es muy relajado y tranquilo las personas les encanta  andar por ahí en la noche. Es por ello que es común que se  tomen unos tragos y se prenda la parranda. Aunque esto es más común los fines de semana y en las navidades

Pero ante todo las personas deben mantener la precaución. Pero la precaución no es solo de las demás personas, sino también de los fantasmas que pueden aparecer.

“Así que cuidadito pues, no se les vaya  aparecer un personaje  como la mujer bonita de ojos verdes y muy grandes o como el caballo gigantesco que tenía mirada de centella.”

En esta leyenda, hasta los caballos salieron espantados ante semejante aparición. Cabe resaltar, que los animales perciben cosas también…

Indudablemente, deberíamos temer más  a los vivos que  a las apariciones. Este es uno de los pueblos que Gustavo Mirabal tuvo la oportunidad de conocer y disfrutar.

Jají pueblito encantador de Mérida
Jají pueblito encantador de Mérida

San Mateo del estado Aragua: un encuentro con el niño simón, galopando por estas tierras- Gustavo Mirabal

Si alguien recorrió el país en sus heroicas batallas fue nuestro Libertador Simón Bolívar. Este gran hombre de la Historia de Venezuela siempre anduvo acompañado de caballos. Así que son muchas las historias y anécdotas, que vivió en su corta pero productiva vida.

Simón era el menor de cuatro hermanos, era un niño inquieto, rebelde e inteligente. Tenía la osadía de enfrentarse  a sus maestros.

El maestro José Sanz preparaba al niño Simón montando a caballo por los  extensos potreros de la hacienda de San Mateo. Es así como una mañana  el maestro Sanz, montaba un hermoso Caballo de paso y el niño Simón se tambaleaba en un burro practicando.

Simón Bolívar desde temprana edad mostró carácter y firmeza.

Cuentan que el maestro Sanz, le dijo:

“Usted nunca será un hombre a Caballo”

El niño Bolívar muy molesto le replicó, aunque con mucho respeto y valentía:

“¿y cómo voy a ser un hombre a caballo, si lo que me dan a montar es un burro?”.

Aunque suena como una graciosa anécdota el niño Simón mostró su carácter dando su respectivo argumento en relación a la situación presentada.

Es a la edad de los nueve años que  su hermana María Antonia le regaló su primer caballo. Cuentan que al montarlo y pasear por los jardines de la hacienda San Mateo, el niño Simón, a sus nueve años impresionaba a todo aquel que lo veía hecho un caballero andante.

Este niño  se ajustaba al caballo de tal manera, haciendo una dupla mágica.

Simón Bolívar tuvo el privilegio de tener varios caballos  a lo largo de su vida. No obstante, el más afamado fue su caballo Palomo, que lo acompañó en varias batallas.

Simón Bolívar
Simón Bolívar

Una mujer a caballo en la laguna negra- Gustavo Mirabal en Venezuela

Disfrutar el paisaje del páramo a caballo es una experiencia única, Además, no  les toma más de  hora y media llegar  y  un poco más la vuelta. Gustavo Mirabal disfrutó de estos paseos a caballo.

La ventaja es que los niños y la abuela pagan mitad precio, por lo tanto este es otro motivo para disfrutar de esta gratificante vivencia en los Andes venezolanos.

Manos a la obra,  cada uno tomó un caballo, y ya el guía los iba a comenzó  a  conducir.

De esta manera hicieron el recorrido por senderos estrechos, entre las imponentes montañas andinas con paisajes maravillosos. Gustavo Mirabal se preguntaba lo siguiente:

¿Cómo sería una Laguna Negra?…

Al rato, como el día estaba despejado, paramos en el mirador desde donde se apreciaba una vista de la Laguna Victoria, y un sembradío de hermosas flores rojas, cuyo nombre no pudimos precisar.

Luego de unas dos horas llegaron  a la laguna Negra, ubicada entre el páramo de Mucuchíes y Santo Domingo. Su color oscuro y el silencio total que la rodea emocionaron a los chicos. Era como estar en el centro del mundo.

Inversamente a las expectativas, les encanto y disfrutaron del contraste entre lo oscuro de su color, la luminosidad del cielo, el marco montañoso y la tierra de color gris verdoso que  la rodea.

Gustavo Mirabal en Venezuela, junto a sus hermanos y a su abuela le encantó esta grata experiencia, después volvió con su amada esposa a visitar este mágico lugar.

Laguna Negra Mérida Venezuela
Laguna Negra Mérida Venezuela

Gustavo Mirabal y su infinito amor hacia su terruño Venezuela

Gustavo Mirabal en lo más profundo de su corazón guarda un amor infinito hacia su país Venezuela. Esta tierra es la cuna donde nació y se desarrolló este gran hombre.

Abogado de profesión, empresario, jinete y asesor en materia de finanzas todas estos son roles que ha desempeñado a lo largo de su vida Gustavo Mirabal. Por esta razón se cataloga como un hombre versátil y polifacético que triunfa a donde quiera que va.

Venezuela es un país que cuenta con resplandecientes venezolanos que se destacan en muchas áreas del saber tanto en Venezuela como en el extranjero.

El deporte también ha tenido personas muy talentosas. Incluso luego de una carrera de tributo, esfuerzo, terminan apostando por la formación de las generaciones futuras. En esta área se ha destacado Gustavo Mirabal especialmente en los EE.UU.

Para Gustavo Mirabal y su familia el acto de dar es una forma de agradecer. Pues la vida ha sido bondadosa con él y su familia. Por ello lleva a cabo la filantropía de manera anónima.

Venezuela
Venezuela

Moliendo Café: La canción

Esta una canción de Hugo Blanco y que ha marcado la infancia de la mayoría de venezolanos. Sin duda alguna esta es una de las canciones que prevalecen en la memoria y el corazón de sus habitantes.

Cuando la tarde languidece
Renacen las sombras
Y en su quietud los cafetales
vuelven a sentir
Esa triste canción de amor
De la vieja molienda
Que en el letargo de la noche
parece gemir
(bis)

Una pena de amor, una tristeza
Lleva el sambo Manuel en su amargura
Pasa incansable la noche
Moliendo café.

Cuando la tarde languidece
Renacen las sombras
Y en su quietud los cafetales
vuelven a sentir
Esa triste canción de amor
De la vieja molienda
Que en el letargo de la noche
parece gemir.

Una pena de amor, una tristeza
Lleva el sambo Manuel en su amargura
Pasa incansable la noche
Moliendo café. (bis)

Un amor hacia los caballos que nació en Venezuela- Gustavo Mirabal en Venezuela

Gustavo Mirabal comienza  a sentir esa profunda conexión con los caballos a los 9 años de edad. Fue a esa corta edad que su padre Gustavo Mirabal Bustillos lo llevó a conocer a Tropigold el caballo que flecho el corazón de este hombre.

Fue tal el vínculo tan profundo con este caballo que es el equino favorito de este hombre.

A partir de allí Gustavo Mirabal descubriría su primera pasión, los caballos.

Este es el inicio donde Gustavo Mirabal comienza a practicar el salto de obstáculos y poco a poco fue puliendo y afinando sus destrezas en esta disciplina de la equitación.

La ventaja es que su padre, Gustavo Mirabal Bustillos fue presidente del Instituto Nacional de Hipódromos. Además fue dueño de transcendentales caballos de la época.

Además, Gustavo Mirabal tiene el gran privilegio de que su esposa María Carolina Chapellín de Mirabal ama a los caballos. Este fue un punto en común que los unió para siempre y que en la actualidad son una gran familia.

Gustavo Mirabal and his wife, Carolina Chapellin
Gustavo Mirabal and his wife, Carolina Chapellin

En síntesis- Gustavo Mirabal en Venezuela

Gustavo Mirabal en Venezuela así se titula una serie que cuenta con más de cien artículos que rinden homenaje al terruño que vio nacer a este destacado hombre polifacético.

Sin duda alguna, Venezuela es un país para querer, pues en estos artículos se nota la belleza de los Andes, centro, Oriente y Occidente del país.

Para finalizar le dejamos un video de Gustavo Adolfo Mirabal Castro https://www.youtube.com/embed/Dxw5AX8kPw0?version=3&rel=1&fs=1&autohide=2&showsearch=0&showinfo=1&iv_load_policy=1&wmode=transparent

Fuentes consultadas

https://mariacarolinachapellin.com/

https://gustavomirabalcastro.online/

Si deseas visitar la galería fotográfica de Gustavo Mirabal visita:

https://www.youtube.com/channel/UCQhFw2dwQZrOXE7ysqQunvg/videos

https://www.flickr.com/people/gustavomirabalcastro/

https://www.instagram.com/gustavomirabal.es/

GUSTAVO MIRABAL Y MARÍA GABRIELA MIRABAL EN SAN MIGUEL DE BOCONÓ

Andando muchos  caminos         

Nuestros amigos viajeros han recorrido muchos  caminos por los Andes  venezolanos.

Llegaron a San Miguel de Boconó, en medio de una espesa neblina y buscando sus abrigos, porque el frío comenzaba a sentirse intensamente.

Descubriendo  “la ere paralizada”

Era día sábado y en la plaza Bolívar se podían ver  algunos niños jugando, corriendo de un lado para el otro; estaban jugando “la ere paralizada” y a María Gabriela y a Gustavo les llamó la atención este juego.

Ellos nunca lo habían jugado y a penas se bajaron del carro, se acercaron a la plaza para ver y compartir con los niños de San Miguel de Boconó.

Entre los juegos infantiles y la religiosidad popular

La abuela Isabel teresa se  reunió con sus amigos Martina y Fernando, quienes le ofrecieron su casa para compartir con ellos, el tiempo de permanencia en San Miguel.

Después de saludarse, todos se fueron para la casa y se pusieron cómodos y salieron a conocer este pueblo, pequeño y lleno de encantos.

Primero visitaron las grutas  de la virgen en distintos lugares del pueblo  con la abuela Isabel teresa.

Luego ¡a jugar se ha dicho!

Los niños no tardaron en hacer amistad con los nietos de Fernando y Martina y por la noche, ya habían hecho un inventario de los juguetes y juegos  tradicionales que juegan los niños en San Miguel de Boconó: Los juegos de metras, trompos, papagayos, perinolas, entre otros.

La Candelita; La Ere Paralizada; Pares o Nones; El Escondite; algunos juegos de ronda como La Señorita, Los Pollos de mi Cazuela; A la Víbora de la Mar, La Gallinita Ciega, entre otros.

Culminó la faena del día con una competencia de trabalenguas

MARÍA CHUCENA

María Chucena su choza techaba

y un techador que por allí pasaba

le dijo:  María Chucena

¿techas tu choza o techas la ajena?

¡ No ! No techo mi choza, ni techo la ajena,

Techo la choza de María Chucena.

TRISTÁN

¡ Qué triste, estás Tristán,

Tras tan tétrica trama teatral

UN COCO

Compadre, cómpreme un coco

Compadre, coco no compro

Que el que poco coco come,

Poco coco compra.

Yo, como poco coco como,

Poco coco compro.

Siguieron con más juegos  de palabras

Bueno, y a los niños se sumaron los adultos y jugaron a las adivinanzas y a unos cuantos juegos de palabras más, hasta que los venció el sueño y todos se fueron a dormir; pero antes se tomaron una tacita caliente de guarapo de papelón de panela con trozos de queso ahumado para contrarrestar el frío.

La visita  a la iglesia de San Miguel Arcángel

Al día siguiente visitaron la iglesia de San Miguel Arcángel, la iglesia más antigua del occidente venezolano construida a finales del Siglo XVII y donde aún se conservan  imágenes antiguas de santos que fueron traídos, durante la fundación del pueblo.

Lo que cuentan de la religiosidad

Algunos pobladores les contaron  a nuestros viajeros sobre su religiosidad, sus tradiciones y costumbres más importantes, tales como: las fiestas en honor a San Miguel Arcángel, Serenada del Niño Jesús, Fiestas de San Isidro, donde los campesinos dan gracias por los favores recibidos.

Algunas tradiciones populares

El Baile de la Arepa de Mayo, vinculado también con las fiestas de las cosechas. También les contaron sobre la conmemoración de la Semana Santa y la representación de la pasión y muerte de Jesucristo, sobre algunas expresiones musicales como el vals trujillano y la música de retreta.

Tradiciones religiosas

Los pobladores hicieron hincapié en la Romería de los Pastores de San Miguel, una de sus tradiciones más antiguas, tiene lugar durante los primeros días del mes de Enero, antes de “la bajada de los Reyes Magos”. A esta celebración asisten personas de distintos lugares del país y de diferentes partes del mundo, sobre todo investigadores, estudiosos, interesados en profundizar en nuestra cultura de tradición oral.

Pastores de San Miguel de Boconó

Con todas estas experiencias María Gabriela tenía mucho que  contar en su diario

Querido Diario  no creas que  me he olvidado de ti, lo que pasa es que he estado ocupadísima, viajando, jugando,  conociendo gente  nueva. Si supieras cuánto me he divertido.

Mi abuela Isabel Teresa  está emocionadísima porque por estos lados se consiguió a unos amigos  de su infancia y por otro lado pudo visitar  las grutas  de la virgen y la iglesia de San Miguel Arcángel.

Bueno y te cuento como siempre…

Bueno y Gustavo y yo, hemos descubierto varios  juegos  que no habíamos jugado antes y hemos  compartido otros  que ya conocíamos y bueno ya sabes, Gustavo se enfurruña cada vez que vamos   algún paseo y no ve ni puede montar  a caballos.

Gustavo no cambia para nada…

Pero con todo y que  no ha podido montar a caballo en este viaje, salió ganando porque  si venimos para la fiesta de reyes magos, le prometieron que  él sería uno de los reyes y podrá pasear por todo San Miguel de Boconó a caballo. ¿Qué tal?… Y además podrá acompañar  a los pastores de San Miguel. 

Pero así y todo no le cambia la cara, siempre protesta. Es que esa pasión por la equitación es su vida. Aunque él dice que quiere ser abogado cuando sea grande.

Así que Diario querido, volveremos en enero y te contaré nuevas historias…

¡Uy!, pero aquí hace demasiado frío y la neblina es muy espesa, me asomo por la ventana y casi no veo nada. Pero es rico, a mi me encanta. Creo que ya  me voy a dormir, estoy cansada y mañana tenemos que seguir paseando. Ya te dije  que estoy muy ocupada.

Bueno, un besito y adiós. ¡Muá!

Les contaron sobre aspectos históricos

Los pobladores de Boconó en el año 1813, le dieron acogida a las tropas libertadoras que participaron en La Campaña Admirable. Fue en ese momento cuando el Libertador Simón Bolívar le dio el nombre de “El Jardín de Venezuela”, por la belleza de sus tierras y paisajes.

El Municipio Boconó cuenta con un conjunto variado de atractivos naturales, entre los que destacan:  Laguna de Agua Negra, Pozo Verde, Reserva natural Los Pinos, El Pocito, Pailas de Niquitao, Pozo Negro, Monumento Natural Guirigay, entre otros

También les dijeron Que…

En el Municipio Boconó tiene lugar la representación del Viacrusis Viviente, en la población de Tostósorganizada todos los años por sus habitantes, durante la Semana Santa. A esta representación asisten personas de otros estados andinos para cumplir promesas. Aunque ésta es la representación mas conocida, también tiene lugar en otros pueblos del municipio y del estado: en Boconó, Burbusay, San Miguel, Niquitao, etc.

El Municipio Boconó, es tierra de personajes históricos, escritores, poetas,  catedráticos, como Fabricio Ojeda, Perpetuo Clavo, Máximo Saavedra, el profesor Domingo Miliani, entre otros

También les comentaron sobre las tradiciones importantes del estado trujillo

Nos contaron también que el Ateneo de Boconó cuenta con un valioso Taller de esmaltes. Durante la época de Semana Santa se organizan exposiciones.

Entre otras manifestaciones tradicionales, destacan: las fiestas patronales en honor a San Miguel Arcángel, Paradura y Serenada del Niño Jesús, Baile de Santo Domingo, fiesta de los campesinos, Pastores de San Miguel, la Fiesta de los Indios Cospes de Tostós, San Benito de Palermo.

Nos contaron también que en Burbusay se encuentra un templo muy antiguo que data del año 1844, y que tiene retablos magníficos y pinturas antiguas, como el cuadro de la Inmaculada Concepción, el más antiguo de Trujillo.

GUSTAVO ADOLFO MIRABAL CASTRO Y MARÍA GABRIELA MIRABAL DESDE LA BOCA HASTA CHORONÍ EN LANCHA Y LUEGO A CABALLO

El paseo en lancha

Choroní Lanchas

Gustavo, María Gabriela y la tía Nairobi debían continuar su viaje por la costa del estado Aragua. Para realizarlo, conjuntamente con otros turistas, tomaron una lancha desde el muelle de La Boca hasta Choroní. La cara de María Gabriela era un bello poema. ¡Iba tan emocionada en el viaje! Se quitó su sombrero para que el viento jugara con sus cabellos y sentir así la brisa del mar en su rostro. De vez en cuando, si la Tía   Nairobi se descuidaba, metía   las manos en el mar y experimentaba esa sensación tan rica del agua en movimiento, arropando sus manos. Gustavo no estaba lejos de estas emociones, pero él iba calladito, contemplando el contraste del azul del cielo y el azul del mar, y detallando las aves que veía a su alrededor. Y la Tía   Nairobi los miraba contenta y orgullosa. Ella sabía que esta experiencia no la olvidarían nunca en su vida.

Llegando a buen puerto

Choroní
Vista panoramica, de Playa Grande, en Choroni, Edo. Aragua. Venezuela

Llegaron a Puerto Colombia, Playa Grande. Es hermosa, de oleaje moderado y bordeada por palmeras. Desde allí se fueron hacia el pueblo.

-Mira María Gabriela. Mira Tía   . Este pueblo, parece uno de esos pueblos antiguos que uno ve en películas y en revistas. ¡Qué bonito es! Son casas viejas y las calles están bien cuidadas.

-Sí mis hijos. Este es un pueblo colonial. La arquitectura de la mayoría de sus casas es muy antigua. Durante los días de semana, cuando no es época de vacaciones, es un pueblo bastante tranquilo. Otro dato importante de Choroní es que aquí nació la Madre María de San José. ¿Ven esa casona grande que está frente a la plaza? Es la casa donde ella nació. Ahora es una especie de santuario y de museo al mismo tiempo.

-Ya entiendo. Aquí nació la monjita que visitamos en el santuario de Maracay.

Así continuó María Gabriela con sus pensamientos, la Tía   Nairobi con su conversación y Gustavo con sus anotaciones, mientras caminaban hacia la posada donde se quedarían. En el silencio de la noche, los tres podían escuchar los sonidos y la fuerza del río, que pasaba detrás de la casa.

Qué suerte tienen nuestros viajeros; coincidieron con la celebración de las fiestas patronales del pueblo de Choroní, la celebración en honor a Santa Clara de Asís. En la mañana fueron a la misa y conocieron la iglesia que estaba preciosa, llena de flores, y la virgen estaba iluminada. Asistió mucha gente. Luego hubo muchas actividades para los niños y niñas, y en la tarde comenzaron los golpes de tambor. Asistió gente de los pueblos cercanos para celebrar en grande.

Los caballos de Don Simón

En esta ocasión nuestros compañeros de viaje no se bañaron en la playa, sólo dieron un paseo a caballo por sus alrededores… ¿Ustedes saben que hay un señor llamado Simón que alquila Caballos a la orilla del mar ? Pues si y tiene 3 hermosos y mansos corceles, Gurrufío, Veloz y Blanquito, así se llaman los potros de Don Simón, bellos potros de Aragua de carácter apacible que suelen dar paseos a niños y niñas sin que haya preocupación alguna de una reacción inesperada, son unos caballos amados y consentidos por Don Simón que reflejan paz y una tranquilidad que siempre transmiten al ocasional jinete.

Pero Don Simón explica que estos corceles no solo pasean a orilla de la playa, sino que también pueden llevarnos a conocer la ruta del Cacao si así lo deseamos, son eximios transportistas por esas laderas de vertigo, le dijimos que mejor en otra oportunidad.

A las chicas siempre les gusta montar  a la orilla de la playa y sobre todo al atardecer, para tomarse hermosas fotos con los caballos, sobre todo con Blanquito el clásico caballo de figura heroica, imágenes de ensueño capturadas donde una joven cabalga con un cielo rojo y un mar de fondo, una imagen épica!  y  luego para coronar el día un baño de río ¿ Qué más se puede pedir ?

 

MARÍA GABRIELA MIRABAL Y GUSTAVO ADOLFO MIRABAL DESDE LA BOCA HASTA CHORONÍ, DE NUEVO !

En una sola mirada

Gustavo,  María Gabriela y la abuela Isabel teresa continúan viajando por todo el país. En este momento retoman su viaje por la costa del estado Aragua.

Para realizarlo esta vez conjuntamente con otros turistas, tomaron una lancha desde el muelle de La Boca en Ocumare de La costa, hasta Choroní. Todos juntos y en una sola mirada apreciaron las bellezas  de la costa del estado Aragua.

 

¡Ups! Delfines a la vista!

Luego de tomar la lancha estaban todos de los más  entretenidos, cuando de pronto el señor que la conducía , bajó la velocidad y les pidió que  hicieran silencio y les dijo que  hicieran silencio, que les quería dar una sorpresa. Lo que  la verdad sea dicha, como que no les hizo mucha gracia y hasta se asustaron…

Pero en cuestión de unos tres minutos, escucharon un sonido que  no sabían distinguir, parecían como varios pajaritos hablando, más  que cantando… O parecían como unos monos chillando. ¡Vaya usted a saber!…

De pronto, para sorpresa  de todos, pudieron divisar y escuchar por lo menos a una media docena  de delfines que emergieron de las aguas del mar, con esa belleza grisácea y ese espíritu danzarín que transmite tanta alegría.

Los delfines vistos por los viajeros desde la lancha

¡Qué bellos! Comentaban todos los viajeros mientras los veían. Esta era la hermosa sorpresa que les deba el conductor  de la lancha, al parecer con mucho conocimiento y experiencia en estas lides. Sabía  que en cualquier momento aparecerían los delfines.

Los delfines fotografiados  por Gustavo y María Gabriela

 

Entonces, llegaron a Choroní

Llegaron a Choroní, al reconocido pueblo de Puerto Colombia. Allí divisaban a Playa Grande.  Comentaron que es una playa hermosa, de oleaje moderado y bordeada por palmeras. Desde allí se fueron hacia el pueblo.

Los pescadores tejen las redes en la orilla del mar

A penas llegaron, les llamó particularmente la atención la cantidad  de pescadores sentados a la orilla de la playa tejiendo sus redes. Algunos hacían nuevas redes, otros, las reparaban, con sumo cuidado y dedicación y mientras tejían contaban y recordaban historias entre ellos.

 

Una santa que nació en Choroní

Otro dato importante de Choroní es que aquí nació la Madre María de San José. ¿Ven esa casona grande que está frente a la plaza? Es la casa donde ella nació. Ahora es una especie de santuario y de museo al mismo tiempo.

-Ya entiendo. Aquí nació la monjita que visitamos en el santuario de Maracay- comentó María Gabriela y siguió hablando y hablando que  es lo que más le gusta hacer.

Pensando, hablando y soñando, escuchando el sonido del río…

Así continuó María Gabriela con sus pensamientos, la abuela Isabel teresa con su conversación y Gustavo con sus anotaciones, mientras caminaban hacia la posada donde se quedarían. En el silencio de la noche, los tres podían escuchar los sonidos y la fuerza del río, que pasaba detrás de la casa.

La fiesta de Santa Clara

 

Qué suerte tienen nuestros viajeros; coincidieron con la celebración de las fiestas patronales del pueblo de Choroní, la celebración en honor a Santa Clara de Asís. En la mañana fueron a la misa y conocieron la iglesia que estaba preciosa, llena de flores, y la virgen estaba iluminada. Asistió mucha gente. Luego hubo muchas actividades para los niños y niñas, y en la tarde comenzaron los golpes de tambor. Asistió gente de los pueblos cercanos para celebrar en grande.

El viaje de regreso

No se imaginan la de peripecias que todavía les tocó vivir a nuestros queridos  viajeros. Al día siguiente después de la celebración de Santa Clara, la Abuela Isabel Teresa, Gustavo y María Gabriela emprendieron el viaje de regreso a Maracay.

Por el camino iban hablando de toda la experiencia, Gustavo comentaba que en esta visita a Choroní no habían montado los caballos de Don Simón, pero aún así consideraba que la experiencia había sido extraordinaria también. Había llovido mucho y como suele ocurrir en la carretera de Choroní hacia Maracay, se producen algunos deslizamientos  de tierra. Había pequeños derrumbes, pero con la precaución  de la mayoría de los choferes, lo carros podían pasar. Pero, ¡oh! Sorpresa!, llegó un momento en el que se encontraron unas piedras enormes  atravesadas y aquí  se hizo imposible avanzar.

 

Intercambio de vehículos

 

En medio de la sorpresa, la angustia y la confusión de los viajeros  que iban de regreso de Choroní hacia Maracay y los que iban rumbo a Choroní, no hallaban  qué hacer… Bueno, no les quedó más remedio que esperar hasta que aparecieran las máquinas que removerían las piedras, como ocurre siempre.

La abuela Isabel Teresa, Gustavo, y María Gabriela se quedaron “boqui abiertos” cuando se dieron cuenta que dos jóvenes choferes intercambiaron las llaves de sus respectivos carros y con las mismas se cambiaron de lugar y públicamente fijaron la hora del encuentro al día siguiente en la ciudad de Maracay, 11 de la mañana, en un restorancito que quedaba frente  a La Maestranza de Maracay.

La confianza, un valor de significativa trascendencia

Esto se llama confianza en el otro. La verdad fue una situación que los dejó reflexionando a todos. ¡Qué maravilla cuando logras ponerte en lugar de la otra persona y  puedes entender sus necesidades! En este caso ambos  jóvenes tenían urgencia de llegar  a Choroní y a Maracay respectivamente y sin conocerse siquiera, intercambiaron sus vehículos para resolver sus respectivas  emergencias.

María Gabriela, ambos escribieron sobre este viaje

Uno de las comentarios de María Gabriela en su diario: “Debo decirte querido diario que  unos muchachos intercambiaron sus carros cuando nos quedamos parados  en la carretera y no sabíamos  si nos iban a rescatar. ¿Qué tal? … Increíble, cerramos  con broche de oro, como dice mi abuelito y también la abuela Isabel Teresa”

Gustavo en su libro de notas, se puso más filosófico: “Yo nunca había  visto esto.

¡Qué nota! Bueno, la verdad es que me puso a pensar, me acordé que una vez un amigo me pidió mi álbum de la colección de barajitas de la hípica para ayudarme a completar y me dijo que yo podía  hacer lo mismo con su colección y a mi d no me dio confianza y no lo acepté… De pronto hubiera sido bueno y ambos nos hubiéramos ayudado. Así es la vida…”

CATA Y CUYAGUA, GUSTAVO ADOLFO MIRABAL CASTRO Y GABRIELA MIRABAL DE PASEO CON LOS CABALLOS

Saliendo a Cata y Cuyagua

Esta vez fue Gustavo quien prácticamente coordinó la salida para los hermosos pueblos de Cata y Cuyagua. Se levantó tempranito, cuaderno en mano, anotando el itinerario y haciéndose preguntas importantes. La Abuela Isabel Teresa y María Gabriela terminaron de recoger todo el equipaje y se montaron en el autobús que los llevaría con otras familias que viajaban para los pueblos de Cata y Cuyagua. Cuando iban por la carretera, se detuvieron un momento para contemplar la belleza de la bahía y sus aguas tranquilas.

-¡Qué rica debe ser esa playa Abuela. Mira cómo se ve de tranquila.

-Sí, María Gabriela. Se ve muy serena y es un sitio muy concurrido en temporadas vacacionales, lástima que todavía no hayamos aprendido a cuidar nuestros espacios naturales. Hace muchos años construyeron esos edificios que ves allí y que, de alguna forma, rompen con el espacio natural, que de por sí es armonioso.

-De verdad, Abuela. Me imagino que antes era mucho más bonito. Y por otra parte, la gente no debería botar basura en los alrededores de las playas. Todos deberíamos ser más cuidadosos -comentaba muy seriamente Gustavo.

Llegada a CATA

CATA

Bahía de CATA

En esta oportunidad llegaron directamente a la playa, donde todos pudieron disfrutar un rato de mucha alegría, compartiendo con los pobladores y con algunos de los pescadores de Cata que tejían su red en la orilla del mar. Se comieron un pescadito frito con tostones y ensalada, en un kiosco frente a la playa, y luego se fueron a darle una recorrida al pueblo, donde se encontraron con un señor que les contaba historias a los niños en la plaza del pueblo y, casualmente, les contaba una historia sobre su  experiencia como diablo danzante.

“Cuando yo dancé la primera vez, en la Hermandad de Diablos Danzantes, mi tío me dijo: esta noche duermes con tu mamá, porque ella es quien te cuida a ti, si ella no está contigo te puede pasar algo. Como a mí gustaba andar solo no le hice caso y dormí solo. De repente me muevo en la cama y siento a alguien al lado mío y cuando voy a ver era un hombre negrito, con un rabo largo, y entonces me asusté mucho y llamé a mi mamá, y cuando mi mamá llegó, el hombre desapareció y desde ese día, aunque ya estaba grandecito, yo duré como cuatro años durmiendo en el cuarto con mi mamá; ella en su cama con mi papá y yo al lado en un colchón”.

La Abuela Isabel Teresa y los muchachos se quedaron un buen rato escuchando historias sobre diablos y aparecidos en el pueblo de Cata. Por la nochecita, llegaron unos muchachos que cantan parrandas y fulías, para alegrarles más la vida a los visitantes y estuvieron cantando hasta tarde; María Gabriela y Gustavo no se querían ir a dormir. La Abuela Isabel Teresa casi tuvo que arrastrarlos para que se fueran a descansar.

Ahora a CUYAGUA

CUYAGUA

Playa de CUYAGUA

Al día siguiente llegaron a Cuyagua, un pueblito muy cercano de Cata, a quince minutos de camino. Como los anteriores, éste es otro lugar encantador, donde vive gente muy alegre y trabajadora. La mayoría de sus pobladores se dedica a la pesca y a la agricultura, especialmente al cultivo del cacao. La playa de  Cuyagua no es una bahía como la de Cata, es de oleaje muy fuerte, con muchas palmeras y cocoteros. Es conocida como una de las preferidas por los surfistas de nuestro país y de otros países.

Cuyagua

En esta ocasión nuestros compañeros de viaje no se bañaron en la playa, por causa del riesgo que representan los surfistas para los bañistas, había muchísimos en esta ocasión y surcaban las crestas de las olas a toda velocidad, lo prudente era abstenerse de bañarse por el momento, sólo dieron un paseo a caballo por sus alrededores…

La abuela Isabel Teresa preguntó: – ¿Ustedes se acuerdan  del señor llamado Simón que alquila Caballos a la orilla del mar en Chorní? Aquél que tiene los 3 hermosos corceles llamados Gurrufío, Veloz y Blanquito, pues imagínense que tiene un primo que hace exactamente lo mismo en la playa de Cuyagua ! El primo de Don Simón se llama Alejandro y tiene muchos más caballos, el no solo hace el paseo por la playa sino que cubre la ruta entre Cata y Cuyagua ¿Qué les parece?

Vamos a bañarnos al río

Grandioso Abuela – Contestó impresionado Gustavo, luego exhortó a todos a darse un baño al río.

Cuando se disponían a disfrutar la gran aventura de un buen chapuzón en el río Pozo de Arena… ¿adivinen qué? ¡Sorpresa! Gustavo y su amigo Nicasio se encontraron en el camino. Se dieron un gran abrazo y siguieron todos juntos, contándose lo que habían disfrutado y descubierto en el viaje.

-Vamos a jugar el Juego del Lorito -les dijo Nicasio.

-¿Cómo es ese juego?

-Ahh, ese juego es divertido y lo jugamos aquí y en otros pueblos de la costa. Mira, yo soy el lorito y los voy a perseguir a ustedes nadando o buceando. Al que yo alcance le doy por la cabeza y le canto como un lorito y la persona tiene que pagar una penitencia y después esa persona es el próximo lorito ¿entendieron?

-Bueno, pero ponemos penitencias difíciles. Si no, no tiene gracia. Claro. Vamos a jugar, pues…

Y pasaron un tiempo bien divertido, jugando “el lorito” y buscando tesoros en el río, hasta que llegó la hora de salirse del agua y volver al pueblo.

Las anécdotas del abuelo Nicasio

Se reunieron en la casa de Nicasio, quien se llama así en honor a su abuelo. Precisamente, escucharon algunas anécdotas sobre ese abuelo Nicasio. Mercedes, una de las señoras de la comunidad, les contó que Nicasio era un hombre muy generoso y le gustaba mucho la fiesta de San Juan. Él era quien construía los tambores cumacos y formó a varias generaciones en este oficio. Hoy en día lo recuerdan por su bondad y por su forma de bailar. Él danzaba con un encanto particular, tenía una forma muy especial de mover el cuello al ejecutar el golpe del tambor cumaco que él mismo construía, y una manera muy linda de cortejar a las mujeres en el baile. Algunas personas decían que se parecía a un pavo real.

Después la señora Mercedes y otros integrantes de la comunidad siguieron contando cuentos e historias sobre los Cantos de Sirena y los Cantos de Sangueo en honor a San Juan Bautista.

-Señora Mercedes ¿qué son los Cantos de Sirena? -preguntó María Gabriela.

-Son unos versos que nosotras le hacemos a San Juan como si estuviéramos hablando con él y se los cantamos frente a su altar. En la casa donde él está, el 31 de mayo, cuando se cierra la fiesta de la Cruz y comienza la entrada de mes de la fiesta de San Juan. También le cantamos versos de sirena, en su velorio, toda la noche del 23 de junio.

-¿Y los Cantos de Sangueo? -inquirió Gustavo.

Saltar de alegría

-Dicen algunas personas que la palabra sangueo proviene del Congo, de África, y quiere decir saltar de alegría, baile. El toque de Sangueo es una expresión característica de toda la costa del Estado Aragua. Esta manifestación se realiza por las calles, el día 24 de junio en la celebración de San Juan.

La señora Mercedes, que de paso tiene una voz preciosa y es maestra, respondiendo a la solicitud de la concurrencia reunida, les cantó unos versos de un Canto de Sangueo:

Ave María Juan

Ave María

Loeé loeá

Mira las horas que son

Y no aparece San Juan

Ave María Juan

Ave María

Pajarillos de siete colores

Que cantan alegres al amanecer

Ave María Juan

Ave María

CATA Y CUYAGUA: DOS PUEBLOS UNIDOS POR LA TRADICIÓN

Nos contaron que…

Los pueblos de Cata y Cuyagua sustentan su economía en dos áreas fundamentales: la pesca artesanal y la agricultura, particularmente en el cultivo del cacao. El bosque cacaotero de estas poblaciones, alcanza más de 150 hectáreas y su cultivo requiere de varios pasos como: recolección de los frutos, apilonado de los mismos en sitios específicos, extracción y transporte de la semilla.

Estos pueblos costeros han sido cuna de cantantes y músicos populares, como lo son algunos integrantes del grupo Un Solo Pueblo, entre los cuales podemos recordar a Francisco Pacheco. Este grupo popularizó parrandas como María Paleta, Cuyagua, Córrela, La Matica, cuyas letras aluden a experiencias de la vida cotidiana de estos pueblos de la costa aragüeña. En la actualidad, surgen nuevos grupos, nuevas generaciones que cultivan el canto popular y las tradiciones de estos pueblos.

Cata y Cuyagua comparten tradiciones y costumbres como la fiesta de San Juan, la conmemoración del Día de Corpus Christi y los Diablos Danzantes, la fiesta de la Virgen del Carmen, las parrandas navideñas. También, los platos típicos: el jurel preparado, la jalea de mango, las conservas de coco con papelón, entre otros ricos manjares. Y, además, un grupo de anécdotas y leyendas en torno a la vida cotidiana  y los personajes de cada una de las comunidades.

A CABALLO DESDE LA COLONIA TOVAR HASTA PUERTO MAYA

LA COLONIA TOVAR UN ESPACIO PARA LA INTEGRACIÓN CULTURAL

 -Vamos a realizar un recorrido muy especial. Esta vez nos vamos a detener  primero en un lugar muy vistoso, de hermosas flores y jardines, donde la mayoría de las casas se parecen y donde hace frío casi siempre. Allí habitan hermanos y hermanas alemanes, conjuntamente con un porcentaje importante de compatriotas Luego, siguiendo por una carretera plena de vegetación y un poquito difícil para los autobuses, como la mayoría de las carreteras bonitas, por eso llegaremos a Caballo a un lugar donde nos encontraremos nuevamente con la costa del Estado Aragua.

-¡Ay Tía! No sigas. Ya sé, por toda esa descripción que nos estás haciendo. Seguro que nos dirigimos hacia La Colonia Tovar. Pero lo que no ubico es lo de la costa -comentó Gustavo.

-Sí Gustavo, efectivamente, vamos primero para La Colonia Tovar y después nos dirigimos a Puerto Maya. Fíjense, ambos lugares pertenecen al Municipio Tovar. ¿Qué les parece? Aquí las montañas se unen con el mar. Pasaremos de un clima frío a la calidez de este singular pueblo de la costa aragüeña.

Llegando a la Colonia Tovar

Colonia Tovar

Colonia Tovar

Hemos llegado a la Colonia Tovar, lugar que probablemente sea uno de los más conocidos como atracción turística en el Estado Aragua. Su historia se remonta a 1840 durante el mandato de José Antonio Páez, quien decretó una ley de inmigración, que contemplaba una política de intercambio cultural y económico entre Venezuela y Europa. Es un pueblo de inmigrantes alemanes de la Selva Negra Baviera. Debe su nombre a Don Manuel Felipe Tovar, quien donó las tierras donde se asentaría la colonia de inmigrantes.

Colonia Tovar

El pueblo está enclavado en la Cordillera de la Costa y sus casas se asemejan a las típicas edificaciones alemanas. En este pueblo se conservan las tradiciones de sus colonos, como las fiestas en honor a San Martín de Tours, la música y danzas típicas, su comida, su artesanía. Existen compañías turísticas que ofrecen  alternativas de recreación a sus visitantes. Su clima es frío, pero agradable. Sus principales actividades económicas son la agricultura, la artesanía y el turismo.

No iremos en autobús esta vez

¿Y desde allí iremos a Caballo? ¿Se pueden alquilar Caballos para montar en la Colonia Tovar, tal como se hace en el Junquito?  -preguntó Gustavo.

-También Gustavo, así es, de hecho el Junquito esta cerca de la colonia Tovar relativamente, pasas por allí cuando vienes desde Caracas a la Colonia, razón por la cual hay mucha similitud en los servicios que puedes hallar en ambos sitios, opciones de hospedaje, paseos a caballo, restaurantes, salvando las distancias culturales por supuesto ya que en la Colonia Tovar todo el ambiente es eminentemente Alemán, mientras que en el Junquito la experiencia gastronómica es muy criolla, por ejemplo.

   PUERTO MAYA: UN PARAISO POR DESCUBRIR Y VALORAR

 -Muchachos, ahora vamos hacia Puerto Maya que es un pueblo costero del Mar Caribe, ubicado en el extremo noroeste del estado Aragua. Como les anticipe partiremos desde la Colonia Tovar, de modo que vamos a ir despacito con los Caballos de la Sra. Julia, su esposo el Sr. Miguel nos acompañará en todo el Camino, debemos evitar los bordes del camino, alejarnos del precipicio, por suerte los caballos son mansitos y suelen alejarse de los farallones, no se asusten, ya he hecho este recorrido con anterioridad varias veces y siempre es grato y seguro. Eso sí, es un poquito largo, pero estoy segura que valdrá la pena.

La vista del camino

Por la carretera iban viendo nuevos sitios de la costa que no conocían, rodeados por un bosque espeso y muy variado, nuevamente el encuentro con el Parque Nacional Henry Pittier, bordeando toda la costa.

Llegando a buen puerto

Puerto Maya

Puerto Maya. Estado Vargas. 31 de Diciembre del 2007. (Valentina Calatrava/ Orinoquiaphoto)

Todo muy bello, hasta que se encontraron con los vertederos de basura. -Tía ¡Qué horror! Esto no puede ser posible -comentó enérgico Gustavo.

-Es verdad hijo. A este problema deben darle solución. Y en esta solución deben participar los miembros de la comunidad organizada y de las autoridades locales de manera conjunta.

-¡Ay Tía! y esa gente que está en esos carros y en esas carpas, meten mucho ruido, casi no podemos oírnos, ni escuchar el sonido del mar, ni el canto de los pájaros que pasan.

Cuidado con la contaminación sónica

Por la noche, cuando estaban reunidos frente al mar, fuera de su carpa, María Gabriela de pronto se enojó mucho y sin pedirle permiso a la Tía Nairobi y sin decirle nada a Gustavo, se acercó a la gente que estaba al lado de ellos y le dijo en voz alta y con mucha firmeza:

-¡Por favor!, ¿pueden bajar el volumen del equipo de sonido? Nosotros no podemos escucharnos y yo quiero oír el sonido de las olas del mar.

Todos, incluyendo a Gustavo y a la Tía, se quedaron, como dicen, de una sola pieza, frente a la reacción de María Gabriela. Los jóvenes apagaron un rato el equipo de sonido y luego nuestros viajeros se acercaron a darles las gracias y compartieron con ellos unos dulces que había preparado la Tía. Después se quedaron largo rato en silencio contemplando el mar, bajo el cielo intensamente iluminado. Y no volvieron a activar el equipo de sonido en toda la noche.

El ejemplo que María Gabriela dió

-Oye María Gabriela ¡tremenda lección nos diste! De verdad, esto es increíble. Con tanto escándalo, nos estábamos perdiendo el espectáculo más bello y más armonioso, el de la naturaleza. Es bonito contemplar el mar y escuchar sus olas, en medio de esta noche tan bonita -le comentó uno de los muchachos que anteriormente escuchaba música estruendosa en la carpa de al lado.

-Bueno, creemos que fue una lección para todos. Y lo de María Gabriela también sirvió para que nos acercáramos -comentaron la Tía Nairobi y Gustavo.

Pero al día siguiente, María Gabriela, Gustavo y la Tía Nairobi se encontraron con una fiesta en el pueblo y este ruido no les molestaba para nada. Había un golpe de tambor y una vendimia en la calle. La gente del pueblo se estaba preparando para la celebración de sus fiestas patronales, que tienen lugar a finales del mes de septiembre y son en honor de San Miguel Arcángel.  Fue una bonita ocasión para acercarse a las costumbres y tradiciones de esta población.

Nos contaron que…

El pueblo de Puerto Maya fue fundado en 1866 por Daniel Mayora, quien bajó de la montaña, conocida como “costa ‘e maya”, para instalarse en la playa.

Según nos cuenta la tradición oral, cuando Daniel Mayora llegó a esta población descubrió que la plantación predominante era la maya, que es un árbol de tronco marrón claro, muy recto y muy liso, que produce una fruta amarilla bastante dulce y su madera es muy resistente. En la actualidad se consiguen muchas casas en el pueblo construidas con esta madera.

Daniel Mayora, el fundador de Puerto Maya, era un hombre de raza negra y ésta sigue siendo la raza predominante en el pueblo.

La economía de Puerto Maya se desarrolla en torno a la pesca. Es un pueblo de pescadores que tiene una larga tradición en este oficio, la cual ha sido transmitida de generación en generación. La agricultura también forma parte de su desarrollo económico.

Puerto Maya, al igual que todos los pueblos costeros del estado Aragua, celebra la fiesta de San Juan, todos los 24 de junio. Las gentes recorren todo el pueblo con la imagen del santo y luego celebran con golpes de tambor. También celebran sus Velorios de Cruz, sus fiestas patronales en honor a San Miguel Arcángel, entre otras.

Además nos contaron que el mayor recurso de Puerto Maya es su gente. Con ella se puede llevar adelante una propuesta de desarrollo turístico sustentable. Se valoraría su geografía, se darían a conocer y a respetar sus costumbres y tradiciones. El turista no sólo sería una persona que se beneficia de los servicios que ofrece la localidad; también podría inquietarse por su flora y su fauna, y podría interesarse por conocer la experiencia de la pesca tradicional y la vida cotidiana de los pescadores.

Es grato para nosotros presentarles mi nuevo sitio  WWW.GUSTAVOMIRABAL.ES en el que pretendo compartir en mi lengua materna información acerca de la #equitación, el mundo #ecuestre e #hípica en géneral, este formato viene a sumar a mis canales (Web sites y medios sociales) ya conocidos:

Aportando valor en lo concerniente a la portabilidad y facilidad de navegación, toda vez que se trata de una página diseñada para adaptar su contenido a terminales moviles y tabletas, adicionalmente es nuestro deseo compilar traduciendo al castellano el historico de noticias y reseña de eventos que actualmente se encuentran publicados en inglés y francés.

Deseamos que el nuevo sitio sea de su completo agrado.

Para mas información puede visitar: http://www.gustavomirabal.es/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s